Kezdőlap El Laberinto Secreto

El señor Juan Opos  Moricz (nacido en Hungría, Körmend, como Moricz Oposics János en 1923)

moricz hallAquellos húngaros a quines el mundo ha reconocido como grandes hombres y les ha rendido homenaje ya deben haberse acostumbrado a que en su patria no saben nada de ellos.

Esto es más que lamentable.

Móricz János es su nombre en húngaro, pero en el extranjero lo conocen como Juan Moricz, lo que le da una connotación extranjera. Después de la I Guerra Mundial emigró a la Argentina y desde entonces su vida se convirtió en una novela de aventuras.

En su nueva vida hay un libro de gran importancia que determinaría su actividad posterior es el libro escrito por el vasco Basaldúa y que serviría para convertirlo en un personaje pionero en la investigación histórica y que al mismo tiempo lo convierte en nuestro orgullo nacional. La vida de Móricz abrió un camino extraordinario que aun está abierto para aquellos que no temen a la verdad.

Florencio de Basaldúa, es un argentino de origen vasco (geodesta, ingeniero, escritor, un poli-historiador y un gran investigador) cuya teoría lo inició por ese camino. Basaldúa investiga los orígenes del pueblo vasco, la teoría histórica, las civilizaciones antidiluvianas y sus conocimientos de un pueblo „heredero” que, como sabemos, está estrechamente relacionado con el pueblo  actualmente llamado húngaro (magyar) o con sus antecesores, conformando por „vínculos de parentesco” la columna o raíz de la Mesopotamia antigua, para más tarde convertirse en uno de los miembros de la alianza esquita y que para el momento del nacimiento de Cristo son un grupo de pueblos que constituyen un factor determinante del imperio de los Partos que determinará la historia de la humanidad y del mundo de la fe.

A esta época y cultura para nuestros días se les ha dado el nombre artificial de sumerio.

Esta concepción teórica de Basaldúa impresiona a Moricz grandemente al afirmar que algunos pueblos europeos de hoy, entre ellos los vascos, pueden tener su origen en el continente americano, que para nuestros días lleva el ridículo nombre de Nuevo Mundo. A este continente, antes de la ocupación y colonización española y portuguesa y posteriormente inglesa y francesa era llamado por sus habitantes originarios AWYA YALA. Hay una literatura ya inmensa sobre el hecho de que Colón no llegó por casualidad a este continente, fabulosa,  territorio lleno de fantásticos tesoros, sino que fue guiado por el mapa de Piri Reis para dar inicio al proyecto de saqueo y destrucción total.

Moricz empieza una intensa investigación. Muchos puntos de la teoría de Basaldúa no son elementos aislados ni son únicos. Testimonios materiales de siglos o más bien de miles de años, indican que la historia de la humanidad es tal vez muy diferente de la que hasta el día de hoy enseñan en las escuelas. Señalemos sólo algunos de estos testimonios: Fray Gregorio García: Origen de los indios del Nuevo Mundo y de India Occidental, Madrid 1729, en los cuales habla de hallazgos esquita-huno en América del Sur en el territorio actual del Perú. Luego tenemos la revelación y conprobación de Thor Heyeldahl  con su expedición llamada Kon Tiki) y las teorías de unos profesores y  científicos húngaros como Zsigmond Varga, János Horváth, Jenő Csicsáky, Ferenc Csérep - ese ultimo, debido a la publicación de su investigacion - bajo el título La patria original de los húngaros es America, - fue expulsado de la Academia de Ciencias de Hungría. Se pueden ver otras fuentes: Brasil: Appolinaire Frost: habla de los ancestros sudamericanos de los egipcios; el delta del Amazonas (la isla Marajo): Frobenius: identifica los hallazgos como etruscos; Matto Grosso Brasil; Según Pizarro los indígenas eran „ de piel más blanca que la de los españoles” ).

¿Porque hasta el día de hoy no figuran así estos hechos en los textos de los libros escolares?

En verdad este tema merece mucho más que un libro. Brevemente: si todos los hombres tuviesen en sus manos el conocimiento de que el HOMBRE no es un ser que surge „por casualidad” al final de una lamentable cadena de simios y también de que con anterioridad a nuestra civilización actual nuestros „antepasados” – y aquí pensamos con una libertad máxima no en decenas de miles sino incluso en cientos de miles de años como un tiempo de existencia – ya habían desarrollado civilizaciones mucho más avanzadas que la de hoy, entonces al hombre actual no bailaría tirado de la nariz como le ocurre actualmente.

"Los hijos de Mammon cierran el tiempo-espacio" (cita de mi libro La puerta de Oro).

¿Qué significa esto? Los hijos de Mammon sugieren que el hombre es solamente el cuerpo (máximo se le permite el „alma animal”, pero no que es espíritu!), que sólo se le han dado para vivir 70-90 años y que el mundo no es más de que lo que podemos captar con nuestros órganos de los sentidos.

A partir de aquí el temor a la muerte es dominante, sólo nos concentramos en los asuntos del cuerpo. Este es el ambiente propicio para el mundo del dinero. Puesto que es muy importante que nos centremos sólo en el presente, en la comodidad y bienestar de hoy, en la belleza del cuerpo porque de este modo nos convertimos en los consumidores ideales. Los hijos de Mammon no tienen poder sobre el „Dios-hombre” despertado y conciente. Sólo lo tienen sobre los descendientes del mono , temerosos y encerrados en su cuerpo.

Volviendo a János Móricz.

János Móricz debido a su trabajo (exploraciones mineras de oro y encargos para conseguir concesiones ) viaja al Ecuador, donde durante varios años recorre la región amazónica, la tierra de los shuaras (la región de Morona- Santiago, el sur del Ecuador). De esta relación, de haberlos conocido, poco a poco surge la amistad con los jefes de las tribus locales y con el tiempo Moricz gana la confianza de ellos. Además hay una razón nada despreciable que fomenta esta amistad, resulta que los idiomas que hablan estas gentes tienen una relación que parece increíble, la relación con el húngaro arcaico (es decir antes de su modernización en el siglo 18.) e incluso algunas palabras coinciden. Es más, las denominaciones de ciertos lugares cubren nombres de familias húngaras tales como Jokay, Zalai, Saka, Zoyomi (Zólyomi o Sólyomi?).

Sus amigos recientemente adquiridos le dicen que antiguamente, antes de los españoles Quito se llamaba Kitus que en húngaro corresponde a Két ős, es decir dos antecesores, porque según saben esta ciudad fue fundada por dos pueblos antecesores que ahora viven lejos uno del otro. Al confrontar todo este conocimiento vivo con las teorías anteriormente expuestas por los investigadores Móricz emprende un extraordinario trabajo tratando de encontrar alguna línea teórica, algún enlace que sea posible aceptar por el sentido común. Los jefes del grupo étnico Colorado acuerdan junto con los jefes de la tribu „shuar” que harán conocer a Móricz la parte secreta del sistema de cuevas y túneles subterráneos. Entre el gran número de entradas hay una por la que se puede llegar a una cámara que ha permanecido secreta durante miles de años, a la sala que desde entonces se llamará „La Biblioteca de Oro”.

Es evidente que Móricz tenía la seria intención de organizar una expedición para que aparte de él también otros pudiesen ver lo que a él se le había descubierto. Sin embargo para esto se requería de serias garantías por parte de los gobiernos, además de mucho dinero y recursos. El no pudo conseguir ninguna de estas dos cosas. Los órganos oficiales le ofrecieron ambos, pero sin un verdadero compromiso. La iglesia mormona también le hace un ofrecimiento alegando que esas láminas de oro sólo pueden ser las tablas de oro del ángel Moroni que menciona John Smith. Durante cierto tiempo, debido a la situación compleja en que se encuentra Móricz se inclina a aliarse con ellos, pero poco más tarde salen a relucir las verdaderas intenciones de los mormones y Móricz se niega a continuar colaborando con ellos. En verdad, Móricz puso en consideración la colaboración con los mormones debido a su amigo Julio Goyen, un abogado y arqueólogo argentino de origen vasco, que durante cierto tiempo fue mormón. Pero como se comprobó que los dirigentes de la iglesia mormona buscaban la colaboración sólo con la intención de acercarse al tesoro, Móricz decidió cortar la relación con estos. En esta situación le hubiera venido bien la cooperación con Stan Hall quien tenía posibilidades ante las autoridades británicas para organizar una expedición y conseguir los fondos necesarios para ello.

El escoses Stan Hall, se encuentra personalmente con Móricz en Guayaquil, Ecuador el año de 1972. Para conocer mejor sobre la relación y cooperación que tuvieron sería bueno editar también en húngaro y español su libro „Tayos Gold – The archives of Atlantis”. Stan Hall fue capaz de obtener recursos de la „corona inglesa” – (los oídos de la autoridad húngara continúan sordas como entonces). Así inspirados por Móricz nace la expedición inglesa - ecuatoriana de 1976, teniendo como „jefe honorífico”. al astronauta Neil Armstrong, el primer hombre que piso la luna. En el último momento Móricz se retira porque los gobiernos de entonces no garantizan que los hallazgos no serán extraidos y permanecerán intactos, cosa que Móricz había prometido bajo palabra de honor a los „guardianes” shuaras. Esta expedición no encuentra la única entrada secreta a la „Biblioteca de Oro” y así es muy probable que ese tesoro continua en su lugar hasta nuestros días. Por otra parte la expedición permaneció cerca de un mes en el lugar con la participación de científicos y un cuerpo militar muy bien equipado. Encontraron algunos objetos arqueológicos en la zona y se los llevaron sin rendir cuentas al gobierno ecuatoriano. Pero nos dejaron algo, las fotografías que demuestran el trabajo de una civilización anterior dentro de las cuevas, con salas de una magnitud enorme, techos y paredes pulidas y el escombro de muchos siglos que rellena estos lugares. Sin embargo a esto no se le ha dado la importancia que merece.

Yo misma invite a Stan Hall para que dictara una conferencia en Hungría el año 2008. Él aceptó con gran alegría, pero  el mes de octubre del mismo año murió inesperadamente. Otro „personaje principal” de la enredada historia de Móricz es Erick von Daniken. Móricz se encuentra con esta persona  en1972, pero rompió su relación con Daniken encuando éste escritor populista declaró en su libro  bestseller „The Gold of Gods” (El oro de los dioses) que había estado en cierta caverna donde estaba la Biblioteca de Oro, aunque esto evidentemente es falso. Móricz lo llevó a una cueva de quinto grado y sólo por un par de horas. Sin embargo el libro que escribe partiendo de las palabras de Móricz demuestra que de todas maneras es un escritor genial al que le debemos mucho puesto que Daniken de una manera muy valiente supo plantear preguntas que nos obligan a reflexionar y muchas veces en realidad nos predisponen para aceptar una visión completamente nueva, aunque yo personalmente no las considero aceptables porque muchas veces pone un punto final, allí, donde en realidad sólo debería ponerse una interrogante. La hipótesis nunca es igual a la tesis y él muchas veces ignora esta regla. La sobrepasa también en el caso de Móricz. Su libro, entre los tres publicados hasta ahora, es el que más carece de hechos fidedignos y experiencia propia, sin embargo este es el que más famoso lo ha hecho. Según mi humilde opinión este hecho califica acertadamente nuestro mundo actual, donde los temas „livianos” se aprecian golosamente más que a la verdad.

Pero también aquí es bueno mencionar que existe un otro libro de hechos y no de fantasías como el de Daniken.

Me refiero al libro del escritor argentino Guillermo Aguirre que fue la persona que conoció durante muchos años a Stan Hall, a Móricz y especialmente a Julio Goyen. Su excelente libro „Lírico y profundo” nos da una vision mas clara de las protagonistas de este tema de la Cueva de los Tayos y de verdad es una fuente inmaculada, fiel a los hechos y de valor enorme por sus informaciones.

Las cosas que se encuentran en la „Biblioteca de Oro” son increíbles, parecen cosas de la fantasía que el lector podría ignorarlas sencillamente, pero por ventura existe un documento oficial, con la firma y sello del presidente de la República del Ecuador, donde consta que los „guardianes” del tesoro le han permitido a Móricz que junto a garantías adecuadas de a conocer al mundo una parte de los hallazgos. (Como nota de interés hay que señalar que una de las tribus „guardianes” se denomina Béla, nombre húngaro y hablan un idioma de conjugación similar al húngaro). Ellos dicen que se „acerca el tiempo” para dar a conocer al mundo „EL NUEVO CONOCIMIENTO.

¿Qué encontró?

Varios cientos de láminas de oro con grabaciones en una escritura complicada y un sistema de símbolos hasta hoy indescifrables. Algunos de estos símbolos aparecen en los objetos de otras civilizaciones antiguas (restos arqueológicos del Egipto más antiguo, Mesopotamia más antigua, Babilonia, Caldea, Esquita, Ural-Altaico). Algunos otros se utilizan incluso hoy en ciertos territorios y pueblos de la India. Igualmente hay serios paralelos con los signos y símbolos de la escritura china y japonesa. Además hay miles de estatuas de oro de animales. (muchos de estos nunca fueron originarios del continente y algunos otros hace millones de años que han desaparecido).

Las imagenes que vemos a continuación formaban parte de la colección del padre Crespi, en la ciudad de Cuenca, Ecuador. Durante  como 40 años que algunos de estos extraordinarios objetos se exhibían como obsequios que los habitantes locales, los shuaras, le traían de „la cueva”.

 crespi09

Esculturas parecidas a estas obras plásticas se encuentran registrados en los museos europeos bajo los nombres de Dagon o el caldeo Oanes. La representación con escamas de pez es un tema que requiere atención, puesto que para muchos pueblos antiguos „los dioses eran peces”. En la India se acostumbra representar a Vishnu como una sirena. Sabiendo cual fue el enorme conocimiento de estas civilizaciones no podemos pensar que realmente creían que los dioses eran peces. Mucho más probable es que son los sacerdotes, los consagrados „salvados del Gran Diluvio” que pudieron traer consigo el conocimiento anterior. Son estos a los que representan como medio peces (la parte baja del cuerpo es el „lugar” del pasado, de la raíz).

crespigross07

Aquellas personas que han visto un combatiente Huno o Parto de la época pueden descubrir un parecido muy serio en la vestimenta. La serpiente que ondula a la altura de la cabeza (lo que siempre se refiere a la espiritualidad) dado a conocer por Imphotep-Asklepios, existe hasta nuestros días como símbolo de la consagración de los que curan.

underground19 17 small

¿Es este el Nimrod con Alas? El Museo Británico registra la escultura gemela de ésta con el nombre El guardián del palacio del Rey asirio de Khorsabad.

crespi

El anciano padre Crespi con una de las antiguas láminas de oro en el descuidado patio de su parroquia en el pueblo de Cuenca, Ecuador. Los objetos, después de la muerte del padre, para el día de hoy han desaparecido casi todos, se alega debido a un incendio. Dios bendiga al padre Crespi, que durante cuarenta años guardó este tesoro para nosotros. Posiblemente no en vano. Lo que ha desaparecido puede reaparecer. La falta mayor es cuando no tomamos nota de su existencia y permanecemos indiferentes.

Información de la página web de Stan Hall: http://www.goldlibrary.com

otro enlace bueno es http://www.bibliotecapleyades.net/arqueologia/cueva_tayos02.htm

En resumen, János Móricz o Juan Moricz demostró ser un hombre de cualidades extraordinarias, no se dejo ganar por el brillo aparente de la riqueza, no traicionó a los guardianes del tesoro y gracias a esto los hallazgos hoy deben permanecer seguros.